HEAD logra cinco títulos y 10 medallas en los mundiales de esquí
March 14th, 2013

Ted Ligety, miembro de los HEAD Rebels, fue finalmente la gran estrella de los mundiales de esquí que durante dos semanas completas se estuvieron disputando en la estación austríaca de Schladming. El norteamericano logró sumar nada menos que tres títulos mundiales. El primer le llegó en la modalidad de Super Gigante donde imponiendo su gran condición de favorito no defraudó y se hizo con la victoria en un pódium que fue completado por dos esquiadores HEAD más: el francés De Tessiers, gran sopresa de la jornada y a quien Ligety superó por 20 centésimas, y el noruego Aksel Lund Svindal, defensor del título, y que con sus esquís HEAD esta vez quedó a 22 centésimas.
Ya en la segunda semana de competición, Ligety de nuevo volvía a subir a lo más alto del podium tras proclamarse campeón mundial de Super Combinada. Ligety realízó un sensacional descenso, de los mejores de su carrera, y en la zona de eslalon confirmó sus buenas sensaciones.
Su excepcional actuación en este mundial la clausuró con su tercera medalla de oro al imponerse con gran autoridad sobre sus rivales en el Gigante, confirmando así su gran dominio.

HEAD impone su autoridad
La alemana Maria Riesch fue la encargada de dar a HEAD otro título mundial. A pesar de lo irregular de su actual campaña debido a diferentes lesiones, Maria demostró toda su clase para hacerse con la victoria en la Supercombinada gracias sobre todo a una gran actuación en el eslalon. La alemana, además, logró sumar una segunda medalla al ser tercera en Descenso.
Aksel Lund Svindal, que había sido tercero en Super Gigante, logró de nuevo subir al pódium, en este caso a lo más alto, al proclamarse campeón del mundo en Descenso. Svindal completó su recorrido en 2:01.32 aventajando en 46 centésimas al segundo clasificado y sacando casi un segundo al tercero.
El resto de palmarés d elos esquiadores HEAD se completó con los bronces de la norteamericana Julia Mancuso, en Super Gigante, y de la austríaca Anna Fenninger en Gigante.

Mala suerte para Lindsey Vonn
Quien se ha llevado por el momento la peor parte en estos mundiales ha sido la que estaba llamada a ser una de las grandes protagonistas de la competición, la norteamericana Lindsey Vonn. La esquiadora, que firmó con HEAD hace ya cuatro años y recientemente prolongó su contrato por 10 años más, sufrió una aparatosa caída en el Supergigante. Vonn tuvo que ser trasladada desde la misma pista en helicóptero y sufrió varias lesiones graves en la zona de su rodilla derecha tras desequilibrarse en uno de los saltos del recorrido. Vonn ha viajado ya a los Estados Unidos donde no se descarta que deba someterse a más de una intervención.
Esta caída pone lamentablemente fin a su temporada y ahora el objetivo de la norteamericana y su entorno es estar a punto para la próxima, con la cita de los Juegos Olímpicos de Sochi en el horizonte.